Nací en la Ciudad de México, en donde inicié mi carrera como actriz a los 15 años. Crecí al frente de una familia muy unida. Convertirme en madre transformó mi vida. Trabajar en mi gran pasión y sacar adelante a los míos, me permitió, desde muy joven, conocer la humildad y la gratitud.

Tras contraer matrimonio con mi esposo, el Presidente Enrique Peña Nieto, participo de manera comprometida en distintas actividades públicas, manteniendo siempre de cerca el cuidado y la atención de mi familia.

En el 2011, fue un honor colaborar en los trabajos de asistencia del DIF Estado de México, en donde además, asumí con compromiso el cargo de Presidenta Honoraria de la Cruz Roja Mexicana.

La campaña presidencial de 2012 me dio la oportunidad de conocer y vivir la gran diversidad de México, lo que renovó mi convicción para trabajar por los más vulnerables.

Hoy, asumirme como Presidenta Honoraria del Sistema Nacional DIF, representa un gran reto. Servir y sentir a México al lado del Presidente Enrique Peña Nieto, la más alta responsabilidad.